Visítame ahora en www.isamastro.com

Entradas etiquetadas como ‘Igualdad’

Cuándo dejaras eso del feminismo?

El humor gráfico de Diana Raznovich en la revista Con la A

20121001-020009.jpg

Anuncios
Galería

Las mujeres suspicaces, criticas y rebeldes … estorban

En: Desacatofeminista.com 

Una mezcla de suspicacia, critica y rebeldía en una sola mujer además de explosiva puede ser inapropiada. Desde la adolescencia una frase me ha intrigado, y es esa que surge en medio de la seducción amorosa y que te cataloga como una mujer inteligente, una especie de “ser especial” que se convierte en objeto de Conquista (con C mayúscula, similar a la Conquista de Abya Yala por los europeos).
Siempre me he interrogado por qué los hombres dicen eso, pues muchas veces ese adjetivo es usado como “piropo” (cuando lo dicen en referencia a las mujeres se convierte en un piropo!!!), y surge aunque hayas tenido pocas conversaciones con ese hombre o aun solo recién le conoces. Entonces “eres una mujer inteligente” termina siendo una frase-formula que hace parte de algunos libretos de cortejo, y que tiene como contraparte la otra formula, mucho más común de referencia a las mujeres: es que ellas son brutas!
La inteligencia ha sido dominantemente asociada a los hombres, y las veces que es relacionada con las mujeres no deja de tener connotaciones problemáticas. Habría entonces que discutir qué es inteligencia reconociendo que todas y todos la poseemos y que ésta es una capacidad que se desarrolla de acuerdo a ciertas condiciones a las que hombres y mujeres tenemos acceso en contextos determinados (Burbuja y Bombón, 2012). Siempre recuerdo la frase de un profesor que decía que las mujeres éramos brutas para las matemáticas, y el hecho de que una de nosotras fuera igual o mejor que algunos chicos era para él parte de una excepción que confirmaba la regla!
Pero volviendo a la inteligencia y las seducciones, si, de seguro que a los hombres les gustan las mujeres “inteligentes” pero a una porción de ellos con el objetivo de “cazar”, poner bajo control y domesticar a esas mujeres listas. Por eso a algunos de ellos no les gustan mucho las mujeres suspicaces, criticas y rebeldes. Ya saben las feministas de la segunda ola que para los hombres de izquierda ellas fueron un reto pues su militancia las hacía más atractivas ya que les permitía a ellos mostrar que podían seducirlas! Eso sumaba a su capital político simbólico: líder, de izquierda, intelectual y además Conquistador de feministas, una especie difícil de “caz(s)ar” ….!!!!
A muchos hombres les gustan las mujeres que se ven inteligentes pero sólo hasta cuando ellas la practican. Cuando la ponen en uso en una conversación algunos se espantan, molestan, irritan y/o se les sale el macho. Sobre todo si la conversación les reta su inteligencia! En esos momentos surgen estrategias de dominación como la cancelación del diálogo, y no hay estrategia más patriarcal que cancelar la posibilidad de conversar si la menina te debate!!!!!!
El patriarcado silencia a las mujeres de distintas maneras. Una más es el ninguneo, esa pasiva forma de violencia que se caracteriza por no prestar atención a alguien, o hacer que no se le presta atención. Esa estrategia, ah tristeza!, también la utilizan feministas y mujeres que se suponen están construyendo desde otras orillas no patriarcales, – inclusive o sobre todo – en espacios de debate político y académico.
Vale, sí, no todos los hombres son iguales. Otros “dialogan” contigo de una manera que dicen que te escuchan pero no lo hacen, y otros te anulan en la conversación tratando de demostrar que ellos son los que saben. En esos casos opinan sobre todo, incluso sobre lo que no tienen ni idea. Hay otros que son más “decentes,” pero que no pueden disimular lo molesto que les resulta que las mujeres opinemos. Hay hombres que no toleran mujeres suspicaces, rebeldes, subvertoras del orden, con capacidad critica, y mucho menos si ellas son feministas pues estas les mueven el piso patriarcal que les sigue dando a ellos un lugar privilegiado en el mundo.
Todos estos hombres les temen a las mujeres y en ese temor se vuelven hombres aburridos, cobardes, violentos, competitivos e ignorantes. En dos palabras: amargadamente patriarcales.

Bellota

Viejos cuentos… nuevos finales…

Los cuentos tradicionales reforzaban los estereotipos de género desde los primeros años… para modificar este panorama, se proponen  finales alternativos… cuentos no sexistas!!!

Cantinflas – Su Excelencia / Discurso Completo

El discurso de “Su Excelencia” de 1966 es un discurso político todavía vigente, a pesar del tiempo transcurrido.

Cantinflas ha sido para muchos un Simbolo, para otros un Maestro, para mi hoy un grandísimo reencuentro…

…aunque sólo le faltaba utilizar un lenguaje inclusivo, sabe hacer que nos sintamos parte de la cadena!!!

El feminismo no…

Galería

¿Cómo funcionan los estereotipos de género?

Ser niño o niña se aprende viviendo.

Pero veamos cómo funcionan los estereotipos de género.

Cuando alguien se comporta de una forma ‘activa’, si es niña se dirá que es una persona nerviosa, y si es niño, que es inquieto.

Cuando alguien se comporta de manera insistente, si es niña es que es una terca. Si es niño, tenaz.

Cuando alguien se muestra sensible, si es niña es que es delicada. Si es niño, afeminado.

Cuando alguien se comporta de manera desenvuelta, si es niña es que es una grosera. Si es niño, es que está seguro de sí mismo.

Cuando alguien se comporta de forma desinhibida, si es niña es que es una pícara. Si es niño, es simpático.

Cuando alguien se comporta de forma obediente, si es niña es dócil. Si es niño, es débil.

Cuando alguien se comporta de manera temperamental, si es niña es una histérica. Si es niño, apasionado.

Cuando alguien se comporta de forma audaz, si es niña es que es impulsiva y actúa sin pensar. Si es niño, es un valiente.

Cuando alguien se comporta de manera introvertida, si es niña es tímida. Si es niño, es que es piensa bien las cosas.

Cuando alguien muestra curiosidad, si es niña es una preguntona y una cotilla. Si es niño, es inteligente.

Cuando alguien es prudente, si es niña es que es juiciosa. Si es niño, es un cobarde.

Cuando alguien no quiere compartir sus cosas, si es niña es una egoísta. Si es niño, es que defiende lo suyo.

Cuando alguien no se somete, si es niña es una agresiva. Si es niño, es que es fuerte.

Cuando alguien cambia de opinión, si es niña es que es una caprichosa y una niña voluble. Si es niño, es que es capaz de reconocer sus errores.

En suma, los estereotipos de género privan a las mujeres y niñas de su autonomía y a los hombres y niños les niegan el derecho a la expresión de su afectividad.

(Fuentes: ‘Feminismo para principiantes’, de Nuria Varela; y ‘El concepto de género y la teoría feminista en Agentes de igualdad de oportunidades’, de Luisa Antolín).

http://blogs.elcorreo.com/colomba/2012/08/08/como-funcionan-los-estereotipos-de-genero/

Yo lucho…

20120703-002931.jpg

Nube de etiquetas